besame.es.

besame.es.

Cómo combatir la sensibilidad dental

Introducción

La sensibilidad dental es un problema común que afecta a muchas personas a lo largo de sus vidas. Es una condición que ocurre cuando los dientes se vuelven más sensibles al frío, al calor, a las comidas dulces, amargas o ácidas, o cuando se consumen bebidas como el vino, los jugos cítricos o los refrescos.

La sensibilidad dental puede ser causada por diversas razones, incluyendo la erosión del esmalte dental, el desgaste del tejido de las encías, el cepillado dental excesivo o incorrecto, el bruxismo (apretar o rechinar los dientes), la caries dental y otros problemas dentales.

En este artículo, conocerás algunas de las mejores formas de combatir la sensibilidad dental y mantener tus dientes sanos y fuertes.

Cambiar la dieta

Una dieta equilibrada es esencial para mantener la salud de tus dientes y encías. La dieta puede afectar tus dientes de varias maneras, por lo que es importante tener en cuenta los alimentos que estás consumiendo. Algunos alimentos, como los cítricos y las bebidas ácidas, pueden desgastar el esmalte dental y hacer que los dientes sean más sensibles.

En lugar de consumir alimentos y bebidas ácidas, opta por alimentos que sean ricos en calcio y vitamina D. El calcio y la vitamina D son esenciales para la salud dental, ya que ayudan a fortalecer los dientes y reducen la sensibilidad.

  • Alimentos ricos en calcio: queso, leche, yogur, tofu, almendras, brócoli y hojas verdes.
  • Alimentos ricos en vitamina D: pescado, huevos, hígado, leche y cereales fortificados.

Además, es importante evitar los alimentos y bebidas que contienen mucho azúcar y almidón, ya que estos pueden provocar caries que también pueden causar sensibilidad dental. En su lugar, opta por alimentos y bebidas saludables como frutas, verduras, agua y té verde para proteger tus dientes.

Ajustar la técnica de cepillado de dientes

Cepillar tus dientes es una parte esencial para mantener una buena higiene bucal. Sin embargo, cepillar los dientes de forma incorrecta o demasiado fuerte puede causar sensibilidad dental.

Es importante elegir un cepillo de dientes suave o extra suave para reducir la fricción y el desgaste en los dientes y encías. También es recomendable cepillarse los dientes con movimientos suaves y circulares en lugar de movimientos muy fuertes y hacia atrás. Además, es fundamental usar un dentífrico especialmente diseñado para la sensibilidad dental, ya que estos contienen ingredientes que ayudan a reducir la sensibilidad.

Cuidar la salud de las encías

La sensibilidad dental también puede ocurrir debido a enfermedades de las encías, como la gingivitis y la periodontitis. Estas enfermedades pueden causar una recesión de las encías, que a su vez puede exponer las raíces de los dientes y causar sensibilidad dental.

Para mantener las encías saludables, es importante tener una buena higiene bucal. Esto significa cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental o cepillos interdentales para eliminar la placa y los restos de alimentos que pueden estar atrapados entre los dientes. También es importante visitar al dentista regularmente para que pueda detectar y tratar problemas en las encías antes de que empeoren.

Usar remedios caseros

Hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar la sensibilidad dental. Estos incluyen:

  • Enjuáguese la boca con agua salada tibia para reducir la inflamación y matar las bacterias.
  • Aplicar gel de aloe vera en las encías para reducir la inflamación y la sensibilidad.
  • Aplicar una compresa fría en el área dolorida para reducir la inflamación y adormecer el área.
  • Cepillarse los dientes con aceite de coco para reducir la sensibilidad.

Es importante tener en cuenta que estos remedios caseros pueden proporcionar un alivio temporal de la sensibilidad dental. Si la sensibilidad dental persiste, es importante visitar al dentista para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Tratamientos del dentista

Si la sensibilidad dental es grave o persistente, es importante visitar al dentista para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados. Algunos de los tratamientos comunes incluyen:

  • Aplicación de selladores dentales para proteger los dientes y reducir la sensibilidad.
  • Relleno dental para cubrir las áreas expuestas de la raíz del diente.
  • Corregir la caries dental y otras condiciones dentales que pueden ser la causa de la sensibilidad dental.
  • Tratamiento de conducto, en casos graves de sensibilidad dental.

En algunos casos, el dentista también puede recomendar tratamientos más avanzados, como la cirugía de las encías para tratar la recesión de las encías y la exposición de la raíz del diente.

Conclusión

La sensibilidad dental puede ser un problema incómodo y doloroso, pero hay muchas maneras de combatirlo. Desde ajustar tu dieta hasta mejorar tu técnica de cepillado de dientes, y desde usar remedios caseros hasta buscar la ayuda de un dentista, hay muchas formas de reducir la sensibilidad dental y mantener tus dientes y encías saludables.

Recuerda, siempre es importante visitar al dentista regularmente para asegurarte de que tus dientes estén en buena salud y prevenir problemas futuros.